Noticias de la Cámara

Una salida del Reino Unido de la UE tendría un impacto negativo en la economía británica

05/04/2016 impacto salida uk ue

Según una encuesta, los socios de la Cámara de Comercio Británica en España desean casi por unanimidad que el país británico diga NO a salir de la UE en el referéndum del próximo 23 de junio

Madrid, 5 de abril de 2016. La Cámara de Comercio Británica en España (BCCS) y Afi Escuela de Finanzas han organizado una conferencia en Madrid sobre el impacto que tendría una eventual salida del Reino Unido de la Unión Europea. El evento ha contado con la pre-sencia de Simon Manley, Embajador británico en España; Emilio Ontiveros, presidente de Afi, y de otros destacados expertos como Xavier Vidal-Foch, columnista de El País; Tom Burns, de Eurocofin; o de Raoul Ruparel, co-director de Open Europe.

La Cámara de Comercio Británica en España desea que el Reino Unido siga perteneciendo a la Unión Europea como así han expresado sus socios en la reciente encuesta que ha elabo-rado para pulsar su opinión ante el referéndum del próximo 23 de junio.

Una salida de la UE y del mercado único provocaría el descenso de las inversiones extranjeras directas provenientes de los países comunitarios lo que implicaría una caída en la competitividad de la economía británica. Casi el 80% de los socios de la BCCS afirman que la salida afectaría negativamente a la economía británica. Adam Austerfield, vicepresidente regional de Madrid de la BCCS, ha afirmado 'que los socios encuestados creen que la conti-nuidad del país británico en la UE será beneficiosa para ambas economías'. Además, 'cree que las empresas españolas dejarían de invertir en Reino Unido mayor medida que las británicas en nuestro país'.

Además, los flujos de inversión británica en España se verían drásticamente recortados así como la relación financiera entre ambos países. Hay que recordar que el Reino Unido es ac-tualmente el quinto mayor inversor en España con más de 63.000 millones de euros en los últimos 11 años, y ha creado unos 214.000 empleos directos e indirectos, ha aportado 3.600 millones de euros en impuestos a la Administración General del Estado y más de 2.700 millones de euros a la Tesorería General de la Seguridad Social.

Encuesta: 3 de cada 4 socios opinan que el comercio bilateral bajaría

El 97,44% de los encuestados desean que Reino Unido siga perteneciendo a la Unión Europea; casi el 78% cree que una salida afectaría negativamente a la economía británica; mientras que un 22% piensa que la situación económica seguiría siendo igual. El 83% de los socios considera que será más difícil hacer negocios entre ambos países, mientras que el 17% afirman que no habrá cambios a la hora de establecer relaciones empresariales.

En cuanto a sus negocios, el 70% de los socios ven que la salida del Reino Unido afectará a sus negocios; un 25% creen que no le afectará; y únicamente un 5% creen que será algo positivo para el negocio de los socios.

Ante algunos aspectos de las relaciones comerciales y económicas entre ambos países los socios creen que disminuirá en: las exportaciones e importaciones entre ambos países (73%); la inversión española en el Reino Unido (78%); la inversión británica en España (62%); y las relaciones financieras (84%). El único aspecto que, creen el 78% de los socios, seguirá siendo igual es el turismo entre ambos países.

España exporta el 7% del total de bienes y servicios al Reino Unido especialmente del sector automovilístico, alimentario y farmacéutico por un valor de más de 18.200 millones; mientras que importa del Reino Unido el 4,6% por un valor de 12.583 millones de euros, cifra que con una eventual salida de la UE se reduciría. En este sentido, 3 de cada 4 socios de la BCCS creen que el comercio entre ambos países descendería; y que las relaciones de negocio entre ambos países serían mucho más difíciles.

Visión gubernamental británica

Simon Manley, embajador británico en España, defendió la pertenencia del país en una Unión Europea reformada. Manley afirmó que tanto su país como la UE serán “más fuerte, seguros y prósperos con una victoria de sí en el referéndum”. “El Reino Unido quiere seguir liderando una de las mayores organizaciones del mundo y trabajar conjuntamente para luchar con seguridad contra el terrorismo yihadista”, afirmó en su discurso el embajador.

Manley expuso que el gobierno británico tiene cuatro ámbitos de actuación para lograr una mejora de la UE: “gobernanza, competitividad, soberanía nacional y prestaciones sociales justas”. Además expresó el deseo que desde la sociedad británica se tiene para que la UE tenga un carga burocrática menor y la celeridad por cerrar el acuerdo sobre el TTIP.

Visión independiente

Por su parte, Emilio Ontiveros presentó los resultados del estudio realizado por Afi Implicaciones para empresas españolas desde el punto de vista de la exportación. ¿Cómo afecta al negocio?, en el que destacó cómo afectaría a nuestro país una posible sí a la salida del Reino Unido. Ontiveros afirmó: ´'La mera posibilidad de una salida del Reino Unido de la UE constituye una muy seria perturbación en la profundización de la integración europea. Tiene lugar en un momento especialmente delicado, en el que la UE afronta retos sin precedentes: la crisis del área euro, la crisis de los refugiados y los flujos migratorios, entre otras. Desde una perspectiva más concreta, la eventual salida tendría potenciales conse-cuencias sobre la economía española, dadas las estrechas relaciones entre ambos países, en términos de flujos de personas, de mercancías y de inversión directa (donde los lazos financieros son especialmente relevantes)'.

Por su parte, Raoul Ruparel, co-director de Open Europe, aportó desde el Reino Unido una visión independiente sobre las consecuencias económicas y sociales que tendría una salida de la UE. Ruparel advirtió que una victoria del no el próximo 23 de junio provocaría que Reino Unido tuviera que abrirse al mundo y competir contra mano de obra barata.

Desde Open Europe se afirmó que la percepción británica del acuerdo con la UE no fue del todo beneficioso para el país como quería el gobierno. Además, Ruparel considera que la votación del próximo 23 de junio se centrará en el impacto político, fiscal y económico que tendrán los ciudadanos británicos. Según estudios de Open Europe, un impacto realista a largo plazo en la economía británica iría desde una pérdida de 0,8% a una ganancia de 0,6% en el PIB del Reino Unido.

Mesa redonda de expertos

Durante la mesa redonda, se llegó a la conclusión de que la salida del Reino Unido sería negativa tanto para la UE como para el propio país. Lorenzo Bernaldo de Quirós, de Freemarket, considera que el Reino Unido es un generador de demanda para numerosos países del este de Europa, quienes exportan el 1% de su PIB y que la salida de la UE afectaría mucho más a estos países. Además, no ve factible que ningún otro país y ciudad europea pueda recoger toda la infraestructura que Londres tiene como centro mundial financiero.

Tom Burns, de Eurocofín, opinó que la salida de la UE “provocaría que otros países tomen el mismo camino”. Además cree que el Reino Unido tiene que ser el impulsor necesario para lograr una UE más abierta, transparente y que logre realizar las reformas que requiere.

En una línea similar se expresó Xavier Vidal-Folch, periodista de El País y experto en temas europeos, quien consideró que la eventual salida del Reino Unido pondría en peligro el proyecto europeo, ya que “numerosos partidos de derecha populista están esperando el resultado para forzar votaciones similares en sus países”. Vidal-Folch considera que el acuerdo firmado para la celebración del referéndum es negativo para Europa pues “sacrifica numerosos valores europeos plasmados en los tratados”. También alabó al Reino Unido y el compromiso que ha tenido siempre con la UE cumpliendo “incluso con normativas comuni-tarias que le perjudicaban”.

Por último, Ignacio Molina, del Real Instituto Elcano, considera que la permanencia del Reino Unido en la UE mantendrá el equilibrio de fuerzas con Francia y Alemania. Molina considera que la salida perjudicará al Reino Unido y sobre todo en una futura negociación con la UE para poder acceder al mercado único ya que “tendrá que aceptar las condiciones que le impongan desde Europa”.

Conclusiones

El evento finalizó con las conclusiones de la Jornada a cargo de José Manuel Amor, socio de Afi. Amor destacó que la salida del Reino Unido crearía un desequilibrio en Europa y tendría un efecto de contagio en otros países como Grecia o Irlanda. Además, destacó el porcentaje de indecisos que señalan las encuestas y que será clave para decidir el resultado del referéndum del 23 de junio.


Socios Patrón

  • Santander
  • Savills Aguirre Newman
  • Telefonica
  • Sage

Socios Corporativos

  • Solarcentury
  • Value Retail
  • Segro Spain Management
  • Uhy Fay & Co
  • RSM Spain
  • VITHAS XANIT INTERNATIONAL HOSPITAL
  • ST. Pauls' School
  • Prosegur Seguridad
  • Royal & Sun Alliance Insurance
  • Signe
  • Uría Menéndez Abogados
  • S&P Global Ratings
  • SPECTRUM IFA GROUP, THE
  • RENTOKIL INITIAL ESPAÑA, S.A.
  • Political Intelligence
  • Roman
  • Roca Junyent
  • TBSCG